Logotipo - Consorcio nacional de industriales del caucho
Siguenos en
Jornada Técnica
Suschem
Suschem
Noticias > Nueva UNE 19602:2019. Sistema de gestión de compliance tributario

Nueva UNE 19602:2019. Sistema de gestión de compliance tributario

Todas las organizaciones tienen que satisfacer sus obligaciones tributarias dentro del sistema de cumplimiento penal; la aplicación de la nueva UNE 19602:2019 asegura el control de los riesgos en esta materia

La Norma UNE 19602 tiene una doble finalidad. De un lado, da pautas para implantar un sistema de cumplimiento y, en caso de producirse riesgos, facilita la creación de mecanismos de detección y corrección, así como pautas de aprendizaje para evitarlos en el futuro.

De otro lado, la certificación de acuerdo con la UNE 19602 podrá ser un elemento de prueba para demostrar, ante la Administración o los Tribunales, la voluntad de la organización de cumplir con sus obligaciones. En definitiva, evitar la imposición de sanciones, tanto administrativas como penales. Ahora bien, que se cumpla con sus requisitos no asegura, completamente, que no se produzcan, en su seno, riesgos tributarios, ni que no vayan a producirse en el futuro.

Por tanto, facilita diseñar o evaluar sistemas de gestión de compliance tributario que permitan generar o mejorar una adecuada cultura organizativa, sensible a la prevención, detección, gestión y mitigación del riesgo tributario y opuesta a las malas praxis que toleran o amparan conductas ilícitas o abusivas, en el seno de las organizaciones de todos los tamaños y actividades, tanto del sector privado como público, con o sin ánimo de lucro.

La norma establece un marco de referencia completo que permite disponer de un sistema de gestión de compliance tributario alineado con las exigencias del conjunto de la normativa española. Para ello, se sigue la experiencia de los estándares internacionales, que pretenden, como finalidad común y con el compliance penal, conseguir el mejor cumplimiento normativo.

La UNE 19602 incluye la estructura de alto nivel, desarrollada por ISO para sus normas de sistemas de gestión, e incorpora buenas prácticas ya establecidas en otros estándares de compliance como la UNE-ISO 19600:2015 Sistemas de gestión de compliance. Directrices; UNE 19601:2017 Sistemas de gestión de compliance penal. Requisitos con orientación para su uso y UNE-ISO 37001:2017, Sistemas de gestión antisoborno. Requisitos con orientación para su uso. También puede utilizarse de manera conjunta con todas ellas, así como con la Norma UNE-ISO 31000:2018 Gestión del riesgo. Directrices y otras normas internacionales sobre modelos de gestión.

Esta norma técnica no tiene nada que ver con el Ministerio de Hacienda, ni con la AEAT. No se trata de una norma tributaria, ni hasta la fecha se le ha dotado de relevancia alguna en el ordenamiento tributario español, más allá de que técnicos del Ministerio hayan podido seguir, como observadores, su procedimiento de elaboración o de que, en un futuro, se le pueda llegar a reconocer cierta relevancia y efectos jurídicos a los sistemas de gestión de compliance tributario que se elaborasen e implantasen de acuerdo con lo establecido en dicha norma e, incluso, llegar a ser objeto, eventualmente, de un reconocimiento específico a efectos tributarios, su certificación por AENOR.

Su naturaleza jurídica no es, por lo tanto, la de una disposición general tributaria con efectos directos para todos los ciudadanos. No obstante, es evidente que está llamada a tener una importancia crucial como referente de normalización, a la hora de planificar, elaborar, implantar y gestionar por las empresas sus sistemas de gestión de riesgos tributarios, sus planes de cumplimiento fiscal, manuales de buenas prácticas, marcos de control tributario, o -como se denominan por UNE- "sistemas de gestión de compliance tributario": Tax Control Framework, en la expresión anglosajona.

En términos estrictamente normativos, hasta la fecha, pues:

a)     En Derecho español tan solo las sociedades cotizadas están legalmente obligadas a implantar un sistema de gestión de compliance fiscal, para lo que, desde luego, la guía UNE 19602 constituye un marco sólido de referencia como modelo aprobado por el organismo español de normalización;

b)     Esa misma norma, también ha de resultar útil para aquellas sociedades no cotizadas que se hayan voluntariamente adherido al Código de buenas prácticas tributarias aprobado por el Foro de Grandes Empresas en el seno de la AEAT, que, en la actualidad son 142;

c)      No existe ninguna disposición general de obligado cumplimiento -más allá de lo referido respecto de las sociedades cotizadas y de los aludidos compromisos de soft law que se hayan podido voluntariamente asumir- que obligue a las empresas residentes en España a implantar un sistema de gestión de sus riesgos fiscales;

d)     Tampoco se recogen en ninguna disposición general los efectos concretos -en los procedimientos de gestión, inspección, comprobación, recaudación o sanción- que en el desarrollo de sus relaciones tributarias pueda tener para una empresa la implantación de un sistema de gestión de riesgos fiscales conforme a lo establecido en la UNE 19602;

e)     De la misma manera, ninguna Administración tributaria puede exigir a ninguna empresa la implantación del modelo de gestión de riesgos fiscales descrito en esta guía, más allá de lo que al respecto se pudiera llegar a acordar, en adelante, en los referidos Foros de Grandes Empresas y con las  Asociaciones y Colegios de Profesionales tributarios.

En los próximos meses es de prever, sin embargo, que sí se incorpore al Derecho tributario español una norma de obligado cumplimiento que va a exigir de las empresas un control efectivo de sus riesgos fiscales. La DAC6 -que reformó el pasado año la Directiva de asistencia mutua en materia de obligaciones de información- exige de los denominados "intermediarios fiscales" y de las empresas, que desvelen anticipadamente aquellas operaciones y productos que presenten riesgos cualificados de contingencias fiscales. Pues bien, para poder desvelarlos, primero será necesario identificarlos y evaluarlos, luego implantar un "sistema de gestión de compliancetributario", que es a lo que se ordena la UNE 19602. En el momento, pues, en el que se reciba en Derecho tributario español esta Directiva la norma técnica aquí referenciada va a adquirir una relevancia evidente.

Todo este movimiento va incorporando el Derecho tributario español -a las Administraciones tributarias a quienes se encomienda su aplicación- a la lógica que preside una concepción de las relaciones tributarias más cooperativa que defensiva o de control. Un modelo de relaciones tributarias basado en la prevención del riesgo y en la colaboración, más que en un control a posteriori que, con excesiva frecuencia, deriva en un litigio. En particular por lo que se refiere a las entidades naturalmente destinatarias de estos complejos sistemas de control de riesgos fiscales, que son las grandes empresas.

La lógica de este modelo lleva a una natural segmentación de los contribuyentes y a una planificación de la gestión que con cada uno de ellos se lleva diferenciada en razón de las expectativas que al respecto se puedan tener. En definitiva, al famoso modelo de gestión tributaria piramidal que desde hace años se implantó en Australia, que cataloga a los contribuyentes en función de su perfil de riesgos de incumplimiento.

Cuando una empresa tenga implantado un sistema de gestión de sus riesgos fiscales que obedezca a lo previsto en la UNE 19602, se haya adherido al Código de buenas prácticas tributarias y presenta cada año un informe de transparencia fiscal lo razonable sería que el modelo de seguimiento de sus relaciones tributarias que se observara por la Administración tributaria no fuera el mismo que se aplicase a quienes no demuestran un compromiso explícito y concreto de control del cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Tal vez en un futuro lo que ahora ya parece lógico en nuestro Derecho tributario llegue a transformarse en la formalización efectiva en disposiciones generales -legislativas o reglamentarias- de un procedimiento semejante al horizontal monitoring holandés, al adempimento collaborativoitaliano, o al tax risk management británico. La UNE 19602 es un paso más, y muy relevante, en este caminar del Derecho tributario español hacia un modelo de relaciones tributarias cooperativas.

 

El precio de esta norma es de 82 € + IVA. Descuento del 30% si se solicita a través de innovacion@consorciocaucho.es

 






Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar