Logotipo - Consorcio nacional de industriales del caucho
Siguenos en
Jornada Técnica
Suschem
Suschem
Noticias > UNE 0060: Digitalización industrial, un reto inaplazable

UNE 0060: Digitalización industrial, un reto inaplazable

Acaba de ver la luz la Especificación UNE 0060:2018, que nace con el objetivo principal de favorecer la digitalización de las organizaciones industriales, a través de un sistema de gestión eficaz.

 

La UNE 0060 describe una serie de requisitos para que una industria de cualquier tamaño y actividad sea considerada como Industria Digital.

A lo largo de la última década hemos visto como muchos sectores tradicionales han ido incorporando a su operativa nuevas herramientas procedentes del mundo de la tecnología de la información, hasta tal punto que han cambiado radicalmente su forma de trabajar. Solo era cuestión de tiempo que esta ola de digitalización llegase al sector industrial, y ese momento ha llegado. El cambio que va a suponer es tan disruptivo que se considera que se trata de una nueva revolución industrial, la cuarta en este caso, y se han acuñado términos como Industria 4.0 o Smart Manufacturing para referirse a la incorporación masiva de la tecnología de la información a toda la cadena de valor de los procesos relacionados con la industria manufacturera. Esta integración de la tecnología de la información se traducirá en la optimización e interacción de los procesos de investigación y desarrollo, diseño, producción, logística y la prestación de servicios asociados.

 

Lo primero que hay que entender es que la digitalización industrial no es una opción, es una necesidad. Como ocurrió en las anteriores revoluciones industriales, aquellas organizaciones que no se adapten a este nuevo entorno corren un serio peligro de desaparecer, arrolladas por una competencia global y más eficiente que utiliza las nuevas herramientas digitales para ofrecer servicios adicionales, mejores tiempos de respuesta, personalización del producto, etc. En segundo lugar, al hablar de digitalización se nos viene a la mente una palabra: tecnología. Pero la Industria 4.0 es mucho más que eso. La tecnología es solo la herramienta que va a permitir transformar los modelos de negocio de la industria, pero el cambio es mucho más profundo, es un cambio de la cultura empresarial. Y de esta característica proviene uno de los retos a los que deberán enfrentarse las organizaciones si quieren abordar este camino con éxito, la resistencia al cambio, que debe ser vencida a todos los niveles, desde la Dirección hasta el último empleado; porque las personas son esenciales.

 

Como se puede intuir, un proceso de digitalización industrial que involucra cambios de gran magnitud, no es sencillo de abordar correctamente, pero es esencial que la industria española lo asuma como un objetivo ineludible porque de ello depende su futuro. Pero una vez asumida esta necesidad, al responsable de impulsar esta transformación le surgirá una pregunta: ¿qué hago? A iniciativa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en la Asociación Española de Normalización, UNE, se ha desarrollado la Especificación UNE 0060:2018 Industria 4.0. Sistema de gestión para la digitalización. Requisitos con la participación de expertos en representación de la Administración, asociaciones sectoriales, empresas del sector TIC, grandes empresas, pymes y organismos de evaluación de la conformidad. Describe los requisitos para que una industria de cualquier tamaño y actividad sea considerada como Industria Digital. Así, establece cuatro procesos básicos obligatorios que hay que incluir en la planificación de la digitalización: diseño de productos/servicios; fabricación; logística y distribución; y relaciones con el cliente. Estos requisitos permitirán que una empresa industrial planifique, implante, verifique y mejore continuamente su proceso de transformación digital, de forma que cumpla los objetivos para los que fue diseñado. Se ha desarrollado teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

 Facilidad de utilización. Se ha elaborado basándose en la estructura de alto nivel que tienen los estándares de sistemas de gestión ISO ampliamente utilizados en el ámbito mundial y con mucha implantación en España. Esto se ha hecho así para facilitar la adopción de la Especificación UNE 0060:2018 por parte de las empresas que ya tengan implantado un sistema de gestión de algún tipo. 

Enfoque a pymes. Aunque el documento es aplicable a empresas industriales de cualquier tamaño, es evidente que en nuestro país la inmensa mayoría de industrias son pymes, que no tienen las mismas posibilidades que las grandes empresas para abordar un proceso de transformación digital; y la Especificación UNE 0060:2018 les resulta especialmente útil para este fin. Por ello, durante su desarrollo se han tenido en cuenta las necesidades y limitaciones de las pymes, de forma que puedan integrar este sistema de gestión en sus procesos de la forma más amigable posible.

 Orientación al cliente. El nuevo cliente digital exige respuestas personalizadas,  en cualquier lugar y en cualquier momento. En el contexto de la UNE 0060:2018, una Industria Digital es aquella que se enfoca al cliente mediante realización y adaptación de sus procesos, productos y modelos de negocio en un nuevo entorno empresarial haciendo uso de las tecnologías digitales para la mejora de su competitividad y de su relación con el cliente (y con otras partes interesadas).

Procesos clave de negocio. Aunque la digitalización alcanzará a todos los procesos de las empresas, abordar desde un principio una digitalización total es excesivamente ambicioso y posiblemente contraproducente, tanto por motivos presupuestarios como organizativos. La Especificación UNE 0060:2018 se basa en la digitalización de los procesos clave de negocio, que son aquellos que tienen un impacto significativo en los ingresos, costes o experiencia de los clientes, y de los que es esperable un mayor retorno proveniente de su transformación digital. Estos procesos clave de negocio pueden variar de una empresa a otra, de un sector a otro, y este documento permite flexibilidad a la hora de determinarlos. Sin embargo, hay cuatro procesos que los expertos han considerado que siempre deben digitalizarse: diseño de productos/servicios, fabricación, logística y distribución, y relación con el cliente (marketing/comunicación, venta, posventa y atención al cliente).

 

La Especificación UNE 0060:2018 contiene 91 requisitos que se corresponden con aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de abordar un proceso de transformación digital de una empresa industrial, agrupados de la manera siguiente.

 Liderazgo. La responsabilidad del cambio de cultura empresarial mencionado anteriormente recae en la Dirección, que debe demostrar liderazgo y compromiso con respecto a la digitalización de la organización.

 Planificación. El proceso de digitalización debe estar basado en una planificación concienzuda que defina los resultados que se quieren obtener, identifique los riesgos y oportunidades que van a aparecer y detalle las acciones para mitigar esos riesgos. No hay que olvidar que el proceso de digitalización, junto con las ventajas que conlleva, enfrentará a las empresas industriales a una serie de nuevos riesgos.

 Infraestructuras. La Especificación UNE 0060 define requisitos para implantar la infraestructura tecnológica que permita la consecución de los objetivos que se pretenden cumplir con el proceso de digitalización. A la hora de seleccionar esta infraestructura, el documento hace hincapié en elegir aquella que sea más adecuada para las necesidades de cada empresa, de forma que no se sobredimensione y se incurra en costes más elevados de forma injustificada.

 Competencia, talento y capital humano. En este cambio de cultura empresarial, toda la organización debe estar implicada. Se han incluido requisitos destinados a asegurar que la empresa cuenta con los perfiles digitales necesarios, y para la formación y actualización continua de los profesionales que forman la organización para que puedan abordar con éxito los nuevos roles que tendrán que asumir.

 Seguridad de la Información – Ciberse-guridad. Uno de los aspectos clave que se debe tratar en todo proceso de transformación digital es la seguridad de la información. Con la digitalización, aparecen nuevos riesgos y responsabilidades para la organización, derivados de la dependencia digital o de las obligaciones de protección de  datos.  La Especificación UNE 0060 incluye requisitos destinados a garantizar la existencia de los controles, infraestructura y formación del personal adecuados para interactuar en el mundo digital de forma segura.

 Innovación. La innovación es esencial para cualquier empresa industrial que quiera tener futuro. El impulso a la innovación no es un requisito nuevo derivado del proceso de digitalización, pero se ve acrecentado por este, ya que están disponibles nuevas herramientas que permiten la creación colaborativa, tanto interna como con entidades externas. Esto último es especialmente importante para las pymes, que van a acelerar el proceso.

 Por todo ello, el proceso de digitalización establecido en la Especificación UNE 0060:2018 no es algo que se implante en un momento determinado y sea estático. Se trata de un proceso que debe seguirse, medirse y evaluarse constantemente para comprobar su eficacia y mejorarlo continuamente.






Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar